sábado, 14 de marzo de 2009

DIALOGOS MUNDANOS

LAS PIEDRAS
Mientras el sol comenzaba a bostezar entrado el mediodía, dos ancianas sentadas en la vereda, apaciblemente conversaban, aprovechando la sombra de un naranjo.
-Me ha sorprendido una noticia del diario del miércoles- dijo Hortensia - Comentaba la teoría que los animales pueden hacer planes de futuro, y tomaba como ejemplo, la conducta de un mono, en un zoológico, que juntaba piedras premeditadamente y las escondía, hasta que llegaban los visitantes al zoológico. En aquel momento, el mono sacaba su artillería celosamente guardada, y comenzaba a disparar las piedras contra éstos-.
- ¡Por fin, alguien libre de culpas! - musitó su compañera.



ALMA TRAVIESA
Cada paso lento traducía la diminuta distancia de una baldosa a otra, y sin embargo, el trazo de la vereda se mostraba más dilatado y abrumador para el cansancio de Serafín.
- ¡Qué le han pasado a tus rodillas, Serafín!- Exclamó angustiado y sorprendido su vecino.
- No quiero recordarlo. - Respondió cabizbajo, casi avergonzado-Ayer, mientras mis nietos paseaban en sus bicicletas, a mi alma se le ocurrió remozar esas viejas aventuras en las ruedas. Y siempre tuve un alma más inquieta que mi cuerpo-.

No hay comentarios: