jueves, 5 de marzo de 2009

EL DESENCANTO

Cada movimiento ocultaba una envoltura diferente.
La sensualidad disimulada regalando con torpeza una dominación ilusoria que devoraba sus vísceras.
Atributos depredadores engarzados en el encanto de caricias que lo durmieron para siempre.
No fue su sueño una mujer. Fue una serpiente.



To my "DEAR FRIEND".
Para que DESPIERTE y vuelva a creer en el género delicado. ….

No hay comentarios: