viernes, 13 de marzo de 2009

EL MISTERIO

Como pueden tus palabras estremecerme. Y tus miradas acariciar mis ansias dormidas. Si tan solo he recibido tu silencio y apenas me has mirado.
Y aún erguida, como puedo derramarme en tu distancia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

MUY LINDO FELICITACIONES MI SOBRINA QUERIDA QUE PLUMA HERENCIA DE UN GRANDE UN BESO ANTONIA