sábado, 21 de marzo de 2009

NAUFRAGIO

Que no te consuelen mis palabras, si mis brazos no han encallado tu desdicha.

Que los recuerdos mansos de nuestro abismo no consuman tu nostalgia, si mis latidos no han ahogado tus lamentos.
Que mis días, aún inundados de palabras y recuerdos, no han logrado nombrante.

No hay comentarios: