jueves, 26 de marzo de 2009

UNA PRINCESA AZUL

Una vez, en un reino cercano, nació una princesa azul.
Solía jugar a ser feliz, vestida con un enterito rojo y zapatillas abotinadas con cordones desatados. Su cabellera azabache le devolvía al viento su rebeldía. Tenía una belleza inigualable que enmudecía a los espejos.
Soñaba con el amor para toda la vida. No le temía a los dragones ni a las brujas hechiceras. No comía manzanas ni pasteles.
Solía jugar a ser feliz, hasta que un día, un príncipe desteñido, la acorraló sorpresivamente, convirtiéndola en niña.
Solo el beso feroz de un lobo tierno podría volverla otra vez princesa.
Desde entonces, una niña vestida de seda y encajes, que sueña ser una princesa azul, jugando pregunta: ¿ lobo tierno donde estas?…

A Eugenia G.

No hay comentarios: