martes, 21 de abril de 2009

DECISION


Ningún animal le placía. La indecisión desató la ira de Mercurio. En aquel momento, el genio malhumorado, considerando su ambición y su vanidad, lo convirtió en hombre.



No hay comentarios: