martes, 21 de abril de 2009

LOS OTROS

Desde que llegamos a este páramo, hemos habitado cuerpos salvajes de formas recortadas. Pieles suaves. Miradas felinas. Fuertes y voraces. Apresados a un instinto de resguardo y dominados por la traición. Se les ha vuelto fría la sangre. Se les han entorpecido las manos. No hemos encontrado entre estos despojos de humanidad ningún corazón de hombre…

No hay comentarios: