domingo, 17 de mayo de 2009

AFLUENCIA

Precedido de pasión y lágrimas emprende su camino. Porfiado y sereno.
Indiferente a los veloces contrincantes. La contienda eterna no lo acobarda, lo seduce, lo alimenta. Disparatada osadía la de aquellos, mas solo él dotado de impecable entorno.
Silenciosa su llegada al ciego encuentro.
Abrazados los gametos se hacen uno. Cigoto enamorado en pleno vuelo.
Sagrado instante el de la vida.

No hay comentarios: