martes, 5 de mayo de 2009

AÑOS EXTRAVIADOS

La torpeza y la ansiedad por destrozar el envoltorio de regalos estaban arrumbadas en su memoria. Lentamente se apagaron los deseos escondidos, en la llama de las velas de un pastel. Las telarañas envolvieron el día especial.
Sumida en soledad, la vejez intentó revelarle los estragos que le hicieron las cirugías, pero la niña se marchó distraída.

2 comentarios:

manuespada dijo...

Sugerentes micro...

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Hola Manu, bienvenida tu visita.
A veces no queda más recurso que la sugerencia... para algunas verdades...
Saludos