domingo, 10 de mayo de 2009

ATARDECIDO LLUVIOSO


Reposados sobre unas mantas, nuestros cuerpos.
La desnudez se asoma entre caricias tiernas y besos hambrientos. Los latidos asustados se detienen. Atraídos por la voracidad de las miradas, nos arrinconamos en un oscuro intento.
Nuestras siluetas retozadas en penumbras entrelazan los deseos. Y las bocas encontradas gimen. Mi boca arrastra tu miel humedecida y tu boca inquieta me hunde en lo profundo. Emergida, me atropellan tus instintos. Seducidos y devastados nos caemos sobre las mantas.
Sobre esas mantas tiesas de soledad, donde invento un hombre, su nombre y juego con las letras, en un lluvioso atardecido.

(fotografia recibida de la web)

2 comentarios:

Persis dijo...

¡Guau! ¡Las cosas que hace la lluvia!Lástima que por Buenos Aires hace mucho que no llueve... pero esta noche, el cielo anuncia algo...
Un saludo afectuoso!!

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Hola Persis!! Un gusto tu visita.
En Santiago también hace mucho que no llueve... y desconozco a la narradora desvergonzada.. Sonrisas y saludos.