jueves, 28 de mayo de 2009

EL VERDADERO PESO DEL ALMA- Fragmentos desde el interior

Manifestábamos en una entretenida conversación de adultos, los pormenores de las cirugías estéticas. El poderoso avance de la ciencia y la utilidad brindada por ésta, a gran parte del género humano.
La niña de nueve años, -quien ignora el atropello de la celulitis, las estrías, las arrugas, la calvicie y demás nimiedades de la edad- nos interrumpió, dando su sabia y atrevida opinión. -¡No entiendo porque se hace tanto problema la gente, si el cuerpo, no es más que carne que nos acompaña en la vida!- dijo-.


( Pintura de Vito Campanella- Modelo metafisica)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esa niña opina,de esa manera, porque vive en su csa,la coherencia de lo que se dice y se hace.Ri

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Ri
No es otra cosa, que lo que sus mayores recibieron, en otras buenas casas...

Anónimo dijo...

Esa NIÑA!, es mi ahijada