miércoles, 13 de mayo de 2009

LAS MUÑECAS



En el fondo del armario, arrinconadas y desprolijas, duermen las muñecas.
El compartimiento rosa pastel, su antigua casa, atiborra libros de ficción con personajes grotescamente enamorados.
Destronadas de las más radiantes fantasías, despiertan astutas armando revueltas en la habitación y se desquitan de su pérdida descomunal. Cuelgan las prendas del respaldo de la cama y del dintel de la ventana, dando retorcidas muecas a la gravedad. Las medias zozobran impares por los cajones de la cómoda. El espejo les remeda los garabatos bermellones del lápiz labial.
Desaparecen.
Otra vez… el compás de esos pérfidos tacos por el corredor, las agolpa en el hostal del olvido.
Transformadas en retazos, quejumbrosas, extrañan a la niña.

No hay comentarios: