lunes, 4 de mayo de 2009

SUEÑOS


La realidad es efímera. Es mi último pensamiento antes de hundirme en un extraño sueño.
En el sueño, soy un hombre oscuro viviendo una oscura realidad. Hay esferas brillantes y cromáticas que ruedan vertiginosamente hacia mi persona despertándome en otro sueño, donde soy un hombre miniatura, atormentado por gigantescos gérmenes.
Repentinamente huyo de aquel sueño y entro en otro, donde soy un hombre efímero con una efímera realidad. De ese sueño no he despertado jamás.

No hay comentarios: