sábado, 6 de junio de 2009

ELECCIONES…Fragmentos del Interior



Ayer, el Colegio de ABOGADOS de Santiago del Estero, renovó sus autoridades. Lo hace cada dos años. Es una entidad que representa y congrega a todos los profesionales del derecho. Conformado por la Comisión Directiva, integrada la misma por un Presidente y vocales, y el Tribunal de Disciplina, encargado de velar por la ética de sus pares. Además del órgano deliberativo, la Asamblea.
Se presentaron dos listas. La lista Blanca y la lista Roja. Voté a una de éstas. Pese a ser el verde, mi color favorito.
Puede parecer que los colores se repiten, pero después de doce años de ejercicio profesional, aún no los he visto iguales.
Recuerdo aquel jueves caluroso de abril, de 1997, cuando presté juramento de fidelidad y me otorgaron la matrícula profesional número 1690. Acompañada por mi esposo, mis padres - la alegría de Hugo, digna de resaltarse, especialmente-, mi hermana, mi cuñado, y unos pocos amigos. Estaba llena de sueños, como ahora.
Sueño que los Abogados bregamos por el reconocimiento y el respeto profesional, que logramos reivindicar la imagen del hombre de ley, tan mancillada en la sociedad. Que seguimos pidiendo justicia, día a día, en los atiborrados pasillos, sin arrastrar los pies ni encorvar el ánimo. Entre otros muchos sueños, es éste el más recurrente.
Aborrezco solo una cosa, que mis sueños me sobrevivan, irresolutos. Conservo, -a pesar de haber atravesado, hace tiempo ya, la adolescencia- la frenética costumbre de querer hacerlos realidad. Y espero verlos concretados, a todos, de la mano de estas nuevas autoridades.
Enhorabuena el triunfo de la justicia, más allá de los colores.

3 comentarios:

eva- lazarzamora dijo...

Enhorabuena, y como dices que la justicia siga enarbolando todos los colores, todos, y la defienda gente como tù, y con tu sensibilidad.
Un abrazo.

Persis dijo...

No te canses de pedir y buscar justicia. Lo que se ve últimamente no se le parece, necesitamos que haya quienes la hagan brillar otra vez. La justicia es una obra de arte de la sociedad. Saludos!!

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias por sus comentarios. "Es áspera y noble la tarea de pedir justicia".. pero vale la pena.... Saludos afectuosos.