lunes, 20 de julio de 2009

YO, DUAL


Mis intrépidas miradas no te sonrojan. Ni mi lastimero intento por poseer tus dones y aposturas. Mi envidia no es más que el reverso de ese otro yo, en perpetuo forcejeo, por ser el rostro vencedor de la cruzada. Compartimos, aprisionados en un mismo cuerpo, el ensamble de la llama viva y el gélido paraíso

.

( Cuadro de ReNÉ MAGRITTE, " GRANDE GUERRE, LA")

2 comentarios:

eva-la-zarzamora dijo...

Un yo dual, libérandose de su rostro y de su cuerpo, impidiendo que lo venza el rostro de sus miserias.

Un excelente relato como siempre, Fabiana.
Magritte siempre dual, siempre egocéntrico.

Un abrazo

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Eva. Tu comentario traduce una interpretación exacta del relato. Abrazo.