miércoles, 12 de agosto de 2009

FANTASMAS

El ocaso devora la silueta del horizonte y mi cuerpo trémulo se prepara para la contienda eterna. Apagado el día aparecen los fantasmas. Son tantos y cada vez se manifiestan más. Los aguardo, y reunidos todos, comienzo a perseguirlos.


.(Imagen extraída de la web)

2 comentarios:

Persis dijo...

No hay nada mejor que un buen fantasma para protagonista de un gran relato

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Persis. Saludos