martes, 15 de septiembre de 2009

COMO SI ESTUVIESEN

El hogar huele avejentado, como si los sentidos, entumecidos, de igual manera habitaran el abandono.
Él llega puntual. Apesadumbrado. Los platos, colocados en los extremos de la mesa oval del comedor, parecen separarlos. Las dos únicas sillas, alejadas, en sendas cabeceras, crujen al ser corridas.
Con sorbos espaciados beben el vino habitual. El silencio acompaña el movimiento de los cubiertos. Al final de la cena, la mujer levanta los utensilios con modales prolijos y quita los regojos del mantel.
Las predecibles escenas los conducen hacia la alcoba. Tras acostarse, retorna la oscuridad. -¿Cerraste la puerta?- pregunta ella con intranquilidad. El hombre fastidiado, responde con una mueca.
Se duermen, quiénes viven, como si estuviesen muertos.




.
.
(Cuadro de R.Magritte, "La perspectiva amorosa" )

7 comentarios:

*Sechat* dijo...

He llegado hasta aquí de manos del blog de no comments y atraída por la promesa del nombre de tu blog. La brisa me anima a quedarme y así lo hago. ¡Enhorabuena por tu relato es magnífico!

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Sechat,graciaspor tus comentarios.Bienvenida!! Saludos cordiales.

no comments dijo...

De nada por la parte que me toca, jeje.

Tremenda frase: "Se duermen, quiénes viven, como si estuviesen muertos"

Da mucho qué pensar...

Un saludo indio

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Indio, un gusto que de tu mano lleguen a disfrutar mis letras...
Saludos cordiales.

Vivi Crespo dijo...

Cómo se llega a ese punto de comartir semejante mortandad? No hay antidoto para eso, el amor dónde quedó?
saludos, Vivi

Persis dijo...

Y pensar que hay quienes viven así..! Excelente descripción!!

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Vivi por tu visita. Saludos


Gracias Monica.
Besos