jueves, 17 de septiembre de 2009

¿CUÁNTO VALEN?- Fragmentos del interior


No cruzar un semáforo en rojo. No importunar a los vecinos. No haber copiado jamás en un examen. No aprender a hilvanar mentiras. Sentir.
Desatender dulces y discretas tentaciones. Ofrecer una limosna escondida.
No renunciar a los sueños. Ser humilde.
¿Cuánto valen las acciones buenas? ¿Cuánto valen esas almas incorruptibles?
No se les conoce precio y no se ofertan. Mantienen, silenciosamente, el equilibrio del universo.

.


"Le beau monde" René Magritte

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Valen mucho!!!!porque es el ser mas cercano a Dios.Aunque no sea creible hay mucha gente con esas cualidades,las descubro a diario,cuando creo,que todo esta perdido.No se los ve porque son humildes y no cacarean sus cualidades.Hogar,dulce hogar,es el que los siembra.Hermoso relato.Saludos. Ri

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Mi credo es aprender a verlas y apreciarlas.
Son sembradas en todos lados...
Saludos Ri.

Persis dijo...

No tiene precio, o bien el precio no está cotizado en esta tierra. No tienen marca ni son propiedad privada. Valen el amor de Dios, independientemente si se cree en Él o no, o se lo entiende de otra manera. Es el sentido de la vida.
¡Qué linda entrada!Un besote

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Persis, por tus reflexiones y tu visita. Besos

manuespada dijo...

Bonita declaración de intenciones, me lo anoto, a ver si hago alguna buena acción. Besos.