viernes, 4 de septiembre de 2009

LABRIEGO DE SUEÑOS


El alba punza el descanso
Y detenido en el tiempo emprende la cuesta.
No acompaña al labriego
El río silencioso que esconde el camino.


El sol agrieta el esfuerzo
Y la tierra huérfana desalienta sus manos.


El atardecido devora el paisaje
Y la semilla se abriga
En el ánimo empedrado y el corazón renegrido.

El miedo no es osario de sus sueños.
El labriego siembra esperanza.
.
(Imagen tomada de la web)

No hay comentarios: