lunes, 16 de noviembre de 2009

ENCANTAMIENTO



El sapo se acercó hacia la princesa sorpresivamente y le susurró:- Lo mejor está en nuestro interior. El beso húmedo y apasionado la convirtió en anfibio para siempre.



.

(Imagen tmada de la web)´

5 comentarios:

Martín dijo...

Muy bueno! Me gustó! Me hizo acordar mucho a mi serie "Besos". Saludos

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Martín. Paso a leer tus series "BEsos".¡Cuánta envergadura le dimos a un beso de sapo! jaja. Saludos y gracias por pasar.

Claudia Sánchez dijo...

jajaja! me encantó! ahora, la convertiría en sapa o en rana?
Saludos!

no comments dijo...

Y el sapo y la sapa fueron felices, jeje

Muy bueno, claro que sí.

Un saludo indio

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Indio y Claudia por pasar y por su buen humor. Saludos!