domingo, 20 de diciembre de 2009

LA TRETA DEL ESPEJO



El sol irreverente se zarandeaba en la habitación dibujando las formas a su antojo. Ella dormía apacible, acariciada por los vestigios del sueño que la abandonaban arrojándola hacia la luz del día nuevo.
Sus piernas contorneadas la transportaron hasta el baño. Sus delicadas manos acompasaron el juego del agua sobre el lavabo. Sus ojos miraron fijamente los ojos de esa mujer ajena, su nariz delgada, su pelo liso, brillante. Había otra en ese rostro fresco y mojado que despertó frente al espejo. La complicidad del tiempo las aunó en un fugaz y entrometido instante. Interrumpiendo la treta, se preguntó: -¿Eres mi madre?




.
A María P.D.

.
( Imagen tomada de la web)

4 comentarios:

*Sechat* dijo...

La verdad es que con esa imagen tan espectacular, aún no he decidido si me ha gustado más la historia que dicho sea de paso, me parece formidable, o si lo mejor es la foto de ese espejo mágico que parece flotar en la nada. Un abrazo.

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Muchas gracias SEchat. De acuerdo contigo, esa imagen es increíble.
SAludos

almacatamarcana dijo...

He paseado por tu casa y me ha gustado.
Que tengas felices fiestas.

Anónimo dijo...

Fabi: me gustó muchísimo!! Yo no lo hubiese hecho tan bien!! Se me hizo un nudo en la garganta. Es para mí un homenaje a mi madre. Gracias. Muchas gracias desde adentro.
Lo mejor para vos y tu hermosa familia en estas fiestas!!

María Pía Danielsen