miércoles, 23 de diciembre de 2009

TRANSPARENTES



Daba pasos lentos, mirando extasiado los contornos. La tarde avanzaba en escenas imprecisas y revueltas entre la gente que corría, casi rozándose, por las veredas atestadas. El empedrado reflejaba las postreras luces del ocaso. Permanecí allí, detenido en un mundo ajetreado, sin que me notaran, arropado apenas con un cendal de ausencias. Me acompañaba el son de los movimientos pausados de las piernas, el asombro y una sonrisa obstinada. Cuando mis ojos comenzaban a pegarse al paisaje apagado, sentí un brazo ajeno que cruzaba sobre mi espalda. Hay semejantes, me dije. Y marchamos juntos el resto de la noche,sin que nos vieran.




.

A Baltazar, por arrojar siempre la respuesta justa.
( Imagen tomada de la web)

2 comentarios:

Corsario dijo...

Lin dooooooooooooooooo...Me gustó!!!
Y muchas gracias por la dedicatoria!!

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Balta por pasar.