domingo, 31 de enero de 2010

BÁLSAMO DE AMOR



Pasas junto a mí ignorándome; desconociendo los momentos en los cuales me habitas.


.

(Imagen tomada de la web)

sábado, 30 de enero de 2010

EL OTRO



Lo persiguen a él. Las sirenas de los vehículos de la policía han cesado y finalmente he logrado desorientarlos. Hace días que huimos. Ahora parece dormido.
Quizá huir sea una manera de bifurcar el destino, de evitar confrontarlo, o ignorarlo. Me cuestiono la razón de tantos crímenes para saciar un apetito intenso y torcido; y luego me apena su fragilidad, las lágrimas, me conmueve su arrepentimiento.
Será reconfortante descansar durante esta noche en un hotel.
Despierto en una extraña habitación, con las manos esposadas y mi ropa manchada. Estoy sentado frente a un policía y un hombre de guardapolvo blanco mueve sus labios interrogándome. No logro escucharlo. Él me grita que les explique que no fui yo.

.


.( Imagen tomada de la web)

EL MUSEO



Me abofeteó sin titubear. Fue una ráfaga que penetró la mejilla humedeciendo los ojos hasta enterrarse en mi pecho. Sólo la había tocado con el índice.
Apenas me ausenté unas horas. Había acompañado a mi mejor amigo al museo. Su padre resultó un guía asombroso. Quedamos boquiabiertos con las muestras que condensaban vidas apasionantes de héroes y villanos, de pueblos y espadas.
Al final de un corredor angosto y lúgubre, se recreaba una famosa batalla. Nos asustamos cuando descubrimos unos soldados con uniformes raídos que estaban vivos. Acercándonos, nuestro guía nos explicó porque no debíamos temer.
Al llegar a casa, busqué a mi madre. La encontré sentada en la reposera junto a la piscina. -Pareces de cera- añadí, y me cayó esa ráfaga.

.

.

( Imagen tomada de la web)

domingo, 24 de enero de 2010

EL ENIGMA


En una esquina, un hombre se restregaba la barba desarreglada y sostenía un móvil entre su oreja derecha y el hombro, mediante una leve presión; le abultaba un portafolio de cuero en la otra mano. Tropezó súbitamente. Un perfume delicado desapareció arrastrando sonrisas. Los papeles del portafolio y la indiferencia se dispersaron en el aire de la mañana. Dos pares de pantalones recogidos y malolientes se echaron a correr, uno de ellos con el móvil en el bolsillo. El hedor sin rastros y la impotencia, del mismo modo, se acoplaron al aire de la tarde.
-Se se los vendo- tartamudeaba un niño descalzo, irrumpiendo el diálogo de dos muchachos, en un barrio hambriento.
En otra esquina anochecida, una meretriz tarareaba la música que colgaba de sus oídos. Sus caderas escondían la trocatinta de un móvil.
Del más allá, una voz inaudible comenta la historia: (La humanidad en miniatura resulta un enigma demasiado complejo, quizá por ser el hombre parte del mismo)


.

.

( Imagen tomada de la web)

miércoles, 20 de enero de 2010

PRELUDIO- Fragmentos del interior


Entre viscosidades y fluidos fui abriéndome paso. Asustándome. Retrocediendo, avanzando, dando giros espontáneos, inevitables. Las insólitas cabriolas me lanzaron bruscamente hacia lo desconocido. Al vislumbrar la luz vacilé, y dos sombras ajenas, llenas de poder, me arrancaron la voluntad de permanecer. Esperé, gemí. Había otros como yo allí afuera, más grandes. Mis sollozos provocaron júbilo y sonrisas. ¿Quién hubiera imaginado que tras tanto esfuerzo y temor, tanta incertidumbre, existiera la felicidad?
Comencé a parecerme a ellos. A disfrutar el sonido de sus voces. Aprendí a comunicarme. Jugué a crecer.
Aún conservo las ganas de aprender. Soy afortunada, el bagaje no es una carga pesada, y aunque abulten los ideales y los sueños, me resguardo en la esperanza.
Me protejo del sol, no me agrada que ciegue mis ojos, ni siquiera por unos instantes. Disfruto la lluvia, aunque a veces mis ideas enmohezcan. Prefiero el invierno, del frío han brotado mis vivencias más heterogéneas y algunos recuerdos placenteros: el chocolate caliente, la tibieza de las mantas, los abrazos consentidos, las lecturas interrumpidas.
Lo demás es un recuento de experiencias y aciertos propios, de entresijos y misterios que encubren timidez e ingenuidad.
Desde ese instante que no se elige y que nos llega, inexorable y urgente, amo la vida.
Muchas personas me han colmado de alegrías. Comparto, con algunas de ellas, el mal humor de las mañanas, los almuerzos ricos y las noches suaves.
Intento ver cada día, como aquel primero, lleno sollozos y sonrisas; dejándome llevar por la vida empapada de aguaceros y sorpresas. En suma, treinta y ocho años no es más que un preludio…



(Fotografías de mi autoría: Diques Las Maderas, El Carmen, Jujuy, 2009)

lunes, 18 de enero de 2010

LAS MAQUETAS



Solía entrar al estudio de mi padre y quedar absorto en sus proyectos. Admiraba con insaciable curiosidad las maquetas de sus obras donde todas esas miniaturas cobraban vida.
-Es sólo una complicada mezcla de papel, pintura y adhesivos - repetía mi padre correspondiendo a mi asombro.
Años más tarde, mientras paseábamos con mis hijos por uno de esos barrios residenciales, el menor de ellos sentenció: -¡Qué casas tan calladas!- Carraspeé, buscando un atajo a la distracción. Unas cuantas palabras triviales ocultaron el incómodo pensamiento que remozaba en mi memoria aquellas maquetas. Alguna extraña y complicada mezcla había logrado que sus moradores las inmortalizaran.



.

.

( Imagen tomada de la web)

martes, 12 de enero de 2010

TU MIRADA ...





Profunda y desértica. Transparente y enamorada la mía. Sumergí la porfía de mis ojos en los tuyos esmaltándolos de espejismos y un piélago de arena ahogó mi aliento.


.
.
( Imagen tomada de la web)

EL CRISTAL



-¿Quién es ese señor encorvado, de rostro lánguido y falaz mirada que se detiene justo en los contornos de mi falda?- cuestionó en voz alta la rebelde muchacha. -¡Enmudece niña!- censuró su abuela acercándose al hombre.
Presentándolos con exagerada cortesía, añadió –Este buen mozo acaba de ser nombrado fiscal de …- ¡Ministro Sra.,ministro!- corrigió el funcionario arqueando las espesas cejas.
Continuaron una aburrida y heterogénea conversación, mientras una seductora mirada masculina se posaba justo en los contornos de la falda de una complaciente muchacha.


.

.

( Imagen tomada de la web)

lunes, 11 de enero de 2010

¿DÓNDE ESTÁ TU AMOR?



No en tu mirada yerma, ni en tus brazos tiesos. Oculto tras el penetrante olor de tu piel habita un extraño corazón en llamas.


.

.

(Imagen tomada de la web- Cuadro de R. Magritte)

YUGO SECRETO


Los muchachos se distraen de sus juegos cuando ella aparece. Murmuran mientras su figura esbelta les arrebata suspiros. Sus ojos condensan un océano extraviado en su altiva mirada. Y sus rizos llenos de sol se enredan en el aire fresco trazando brincos.
Y él tiembla cuando la ve. Sólo atina a pararse intentando una mueca enrarecida, casi una sonrisa. Puedo sentir su voz incómoda, sus manos inquietas disimulando torpemente esa agonía recóndita. Tan sigilosa atención ninguna vez es compensada siquiera con un gélido saludo.
Comprendo su pasión transformada en silencio. Su pecho atropellado con ese albor de ensueños, lo comprendo.
Acomodo mis libros desordenados sobre el césped, los anteojos que parecen escaparse por mi nariz, y enrosco mis trenzas. Tiemblo cuando estoy con él. ¿Acaso el yugo de la belleza es tan difícil de sobrellevar como el de la inteligencia? ¿Y el de la timidez? Ay, la timidez…
.
.
(Imagen tomada de la web)

martes, 5 de enero de 2010

UN MUNDO LLENO DE COLORES



El gorjeo de los pájaros aprisionado en la enramada del jacarandá se rompe en su ventana y despierta. Unos cuantos pasos le bastan para hundirse en las costumbres del día. Luego de beber con parsimonia una infusión tibia sale a la calle. La desafía con una vacilación escondida entre sus manos de manera insospechable. Uno, dos, tres, tac, tac, cuatro, cinco, seis, tac, tac. Saluda, sonríe, transmite alegría como si su vida fuese un juego apasionado.
El niño que vende diarios en la esquina espera su llegada. –Lo averiguaré… dice para sí. Apenas se acerca, siente la mano habitual despeinándolo. Con un amasijo de ternura y curiosidad dentro de su boca, el menudo canillita le pregunta: -¿Cómo haces para ser feliz con tanta oscuridad?-
–Me basta ver este mundo lleno de colores a través de mi blanco sostén- le responde la muchacha carcajeando. Y uno, dos, tres, tac, tac, cuatro, cinco, seis, tac, tac, y los pasos se alejan.
.
.
.(Imagen tomada de la web)

lunes, 4 de enero de 2010

HASTA PRONTO GITANO...

PARA UN HOMBRE ENAMORADO DE LA VIDA, UNA CANCIÓN DE AMOR SILENTE ...

¡HASTA PRONTO, GITANO!