martes, 12 de enero de 2010

EL CRISTAL



-¿Quién es ese señor encorvado, de rostro lánguido y falaz mirada que se detiene justo en los contornos de mi falda?- cuestionó en voz alta la rebelde muchacha. -¡Enmudece niña!- censuró su abuela acercándose al hombre.
Presentándolos con exagerada cortesía, añadió –Este buen mozo acaba de ser nombrado fiscal de …- ¡Ministro Sra.,ministro!- corrigió el funcionario arqueando las espesas cejas.
Continuaron una aburrida y heterogénea conversación, mientras una seductora mirada masculina se posaba justo en los contornos de la falda de una complaciente muchacha.


.

.

( Imagen tomada de la web)

No hay comentarios: