sábado, 30 de enero de 2010

EL OTRO



Lo persiguen a él. Las sirenas de los vehículos de la policía han cesado y finalmente he logrado desorientarlos. Hace días que huimos. Ahora parece dormido.
Quizá huir sea una manera de bifurcar el destino, de evitar confrontarlo, o ignorarlo. Me cuestiono la razón de tantos crímenes para saciar un apetito intenso y torcido; y luego me apena su fragilidad, las lágrimas, me conmueve su arrepentimiento.
Será reconfortante descansar durante esta noche en un hotel.
Despierto en una extraña habitación, con las manos esposadas y mi ropa manchada. Estoy sentado frente a un policía y un hombre de guardapolvo blanco mueve sus labios interrogándome. No logro escucharlo. Él me grita que les explique que no fui yo.

.


.( Imagen tomada de la web)

3 comentarios:

Persis dijo...

Sin duda la mente humana es sorprendente. Hay veces que se escucha hablar de ciertos personajes que parecen tener más de una personalidad y que habitan muy cerca nuestro. Asusta y confunde.
Saludossssss!!

no comments dijo...

¿Trastorno bipolar? ¿Doble identidad?

Un saludo indio

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Moni por pasar. Estoy de acuerdo contigo, la mente humana es sorprendente. Besos

Indio, gracias por pasar. Doble identidad( pero el personaje, extrañamente, tiene conciencia de ello...) Saludos!