lunes, 15 de marzo de 2010

UNA HORRIBLE PESADILLA


Anoche tuve una horrible pesadilla. Soñé que despertaba en una ciudad donde todos eran enemigos conscientes. Disimulaban su afrenta tras una astuta y cálida sonrisa. Los abrazos fraternos matizaban el oprobio y la rivalidad. Cada cual con su sonata no oía la ajena.
El reflejo de las caras era un escaparate de vanidades. Yo notaba la sinrazón y no podía hablar; no existía. No era más que el sueño de un hombre que despertaba de una horrible pesadilla.

.
.
( Imagen tomada de la web, cuadro de René Magritte )

9 comentarios:

Alex dijo...

Una horrible pesadilla o mas bien una hermosa realidad?

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Alex,bienvenido.
Quizá los sustantivos y adjetivos dependan del lugar donde uno pueda o quiera situarse...
Saludos, y gracias por pasar.

Claudia Sánchez dijo...

Buenísimo Fabiana! la circularidad y los espejos enfrentados me encantan para las minificciones.
Saludos!

Martín dijo...

Coincido con la opinión de Claudia. Muy bueno Fabiana! Saludos

hugo dijo...

Hola Fabiana:

¡¡¡¿¿¿Pero qué nivel de producción???!!

Acababa de leer Cuento Revuelto y, cuando vuelvo a sentarme delante del ordenador ya has cambiado la entrada. Fabiana, eso no se hace, que los que estamos del otro lado del charco vamos con las horas cambiadas... (Ahora estoy temblando porque puedo estar comentado un micro que ya fue).

Pues, démonos prisa.
Cuento Revuelto me gustó porque mantiene un hilo conductor con los otros dos anteriores en cuanto al devenir, más o menos mágico de la pasión amorosa, dándole un remate irónico muy bueno: descontextualización del hada, cenicienta y príncipe.

En este, es inevitable no pensar en don Jorge Luis, aunque me quedo con una frase muy poco borgeana: "El reflejo de las caras era un escaparate de vanidades". Interesante su inclusión en un micro que aborda una pesadilla.

Ahora, con mucho sigilo, pero con mucha prisa le daré a publicar comentario, no vaya a ser que hayas cambiado otra vez la entrada.

forta abraçada
chau,
hugo

No Comments dijo...

Buen relato. No se sabe si es pesadilla o realidad. Así es la vida.

Un saludo indio

Neftalí Coparrota dijo...

Asi son las cosas en todas las ciudades del mundo... Estamos viviendo una pesadilla de odio inmaculado escondido en las vainas de nuestros sesos. Sin embargo, un buen dia despertaremos, y nos daremos cuenta de que la pesadilla ha acabado...
Lindo texto, y muy sincero, volvere a pasar por aqui, date una vuelta por mi blog si tienes un tiempo...
Nos leemos!

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Claudia, Martín, es una gran alegría para mi su presencia en Brisa. Un abrazo.

Hugo, muchas gracias. Tu comentario, además de incentivarme a escribir, me ha causado muchas sonrisas. Festejo tu buen humor y el pormenorizado análisis de los textos; que muestran tu generosidad. Un abrazo.

No comment, o será la reallidad una pesadilla? Gracias por pasar. Un abrazo.

Neftalí, gracias por pasar, bienvenido. A veces pareciera que el caos nos ronda, sin embargo, soy partidaria de usar como bastión a la esperanza. Saludos

Isabel González dijo...

Me encantan las "metahistorias" unas dentro de otras como esas muñecas rusas.