miércoles, 5 de mayo de 2010

FIESTA SERIA


Repartí las invitaciones con antelación. El local ornamentado con sobriedad. El servicio de renombre. Orquesta y champaña.
Nadie asistió. La tarjeta decía: “Concurrir sin disfraz”

.

.

( Imagen tomada de la web. Cuadro de René Magritte)

3 comentarios:

hugo dijo...

Hola Fabiana:

Me considero un torpe a la hora de elaborar cualquier hiperbreve. Siempre creo que me quedó algo que decir. Es un género dificílisimo, porque su única estrategia consiste en provocar algún tipo de elaboración posterior en el lector.

El tuyo -este y el siguiente- creo cumple con creces el objetivo.

Sí, yo soy de los que piensan que si después de los cuarenta no te gusta lo que te devuelve el espejo, es hora de quitarse el disfraz y ver qué pasa -el pensamiento no es mío, claro, sino de Cocteau- Quizá toda aquella gente invitada salió desnuda a la calle y alguien lo comentó en voz alta y regresaron a casa para ver si realmente estababn desnudos.

cómo siempre ya me he liado, ves Fabiana lo que provocan los hiperbreves,
me voy a comentar el otro.

chau,
hugo

Ri dijo...

La vida misma te obliga a ponerte, a veces, un disfraz, Saludos. Muy bueno Ri

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Hugo, ya es una exquisita costumbre que tengo la de esperar tus comentarios ( que halagan y hacen crecer) Un abrazo.



Gracias,ma.