sábado, 26 de junio de 2010

INCRÉDULOS



Se escurrían las murmuraciones y las burlas. No le creían… hasta que inventó esponjosas alas sobre su espalda y comenzó a volar.

.

( Cuadro de René Magritte - Imágen tomada de la web)

2 comentarios:

Claudia Sánchez dijo...

Muy bueno Fabiana. Así somos, ver para creer.
Saludos!

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Claudia. Un beso