sábado, 26 de junio de 2010

INTERROGANTES COMPARTIDOS – Fragmentos del interior


En una conversación con Isabella puede uno convertirme en un crédulo atormentado o un exégeta distraído. Da igual, de todas maneras se acaricia el universo a través de sus palabras.
-¿La gente pede morir, mamá?
-Si, hija.
-¿Todos poemos morir?
-Si
-¿ Y vamos al shelo?
-Si…
-¿Y que hashemos en el shelo?
-…






2 comentarios:

Claudia Sánchez dijo...

Es así, los niños obran prodigios en nosotros. No hace mucho mi nene me preguntó si su papá también salía a correr en el cielo. Y yo decidí confiar en "su" cielo y le dije que sí.
Besos,

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Claudia por compartir... Debemos confiar en ese "cielo impecable de los niños ". Un abrazo ( fuerte, fuerte).