miércoles, 21 de julio de 2010

LA MANZANA PODRIDA

No le fastidian los sobrenombres. Le inquietan otras cosas menos triviales. Melisa se esconde cada vez que lo ve. Las ventanas de la casa de enfrente tienen algunos vidrios rotos. A través de éstas, él puede ver a esa dulce niña recorrer las habitaciones. La observa con gran dificultad, porque los orificios son pequeños.

Sus amigos aún no han aprendido a manejar bien la honda.

.

.

(Imagen tomada de la web)

4 comentarios:

Isabel González dijo...

Ai Fabiana me falla la comprensión con este micro, en ese "con gran dificultad" me sobran las comas, pero ya te digo quizás es porque no acabo de captar la ubicaciond de personajes y espacios. No se si el personaje a quien no le fastidian los sobrenombres es Melisa o si Melisa es la niña dulce de enfrente. No se si es que ve con gran dificultad o que la niña se mueve con gran dificultad. Si no quieres desvelar no lo hagas, seguiré leyendolo y esperaré otros comentarios. Un beso Fabiana.

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Isabel! Agradezco tus correcciones. Espero haberlo mejorado. Un abrazo.

Claudia Sánchez dijo...

¡Ja... Isa me ganaste de mano!
Ahora sí se comprende bien. Está bueno Fabiana. Por cierto, cuando puedas, te das una vuelta por casa...?
http://sanchezclaudiabe.blogspot.com/2010/07/premio-para-compartir.html
Saludos!

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Jajaja, si, Claudia,el apuro, despiste...en fin. Pulido, para que se entienda. Un abrazo.