viernes, 16 de julio de 2010

LESIÓN MORTAL





No fue espinoso aniquilar a esos desvergonzados demonios. Las estocadas fueron certeras y oportunas. Me levanté, confortado, liviano, incorpóreo…






(Imagen tomada de la web)

2 comentarios:

Claudia Sánchez dijo...

... y los demonios perdieron una vez más. ¡Muy bueno Fabiana!
Saludos!

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias Claudia. Saludos