sábado, 24 de julio de 2010

¨¿Qué?”





No necesito muchas cosas. Un abrazo, de esos que te arrugan los hombros y dejan sentir el aroma del corazón. ¿Una flor? Me estremecen, son efímeras. Un beso alcanza, puedo conservar el sabor tibio en mi boca para los inviernos. ¿Caricias? Tus manos abiertas sobre mi espalda pondrían a volar mis sueños y amortiguarían las caídas…








.


.


(Imagen tomada de la web)


6 comentarios:

No Comments dijo...

A veces las cosas sencillas parecen las más complicadas ...
Un saludo indio

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
BRISA DE LETRAS
MARIA

ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DEL FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

José
Ramón...

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

José Ramón, ¡bienvenido!, es un honor que sigas "Brisa", espero que estas palabras recompongan tus horas y sigas disfrutando la paz. Muchas gracias por la poesía...Saludos.


Indio, gracias por tu visita.( Ya llevamos más de un año leyéndonos, y aún no conozco el rostro de David... )

¡Saludos!

hugo dijo...

Hola Fabiana:

Me gusta este "inventario sentimental".
Acabo de hacer trampa después de leer el micro: Coloqué tu primera frase "No necesito muchas cosas" delante de cada una de las cuatro frases y este micro, que ya viene con la pausa lírica puesta, se convirtió en cuatro poesías breves e independientes gracias a la contundencia de esa primera frase.

vuelvo a releerlo ¡y es que es muy machadiano ese "No necesito muchas cosas"!

un gran abrazo y gracias por tus mensajes

chau,
hugo

Victor Manuel Jiménez Andrada dijo...

En la sencillez de las cosas está la maravilla de la vida. Me ha gustado tu texto. Visitaré tu blog.
Saludos desde www.papirowebxia.com

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Hugo, eres muy ingenioso. Y agradezco tu lectura, me enriquece.
Un abrazo.


Victor, bienvenido. Gracias por tus palabras. Saludos