jueves, 4 de noviembre de 2010

NOSOTROS


Él llega temprano del trabajo. Se acerca a la máquina de coser y hunde un beso musical en mi mejilla.
—¡Vamos al cine, mujer! —dice entusiasmado— Estrenan una película de las que tanto te gustan.
Yo consiento sonriendo. Hace veinte años que no nos perdemos ningún filme de los que le gustan a él.



(Imagen tomada de la web)

2 comentarios:

*Sechat* dijo...

Y es que el amor es eso: ceder ante los deseos del otro y tolerar sus manías y costumbres. Un besazo.

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Así es SEchat, la armonía depende de que no se pierda uno en el otro, para que sigan siendo dos...
Un beso.