viernes, 25 de marzo de 2011

VIDA ALTERNA


Luego de preparada la cena, la cocina brilla. Enciende las velas del comedor y lo espera en silencio frente al piano. A él no le gusta Chopin, a nosotras si. Comienzo a tocar Nocturne Opus 9 y sólo en esos momentos el universo parece ordenado y simple. Ella me detiene a tiempo, justo cuando él llega. Acondiciona los pliegues de su falda y le sonríe temerosa. Esa vida la atormenta, lo sé. ”Sumisa”, le susurro y con un ligero y acostumbrado mohín coloca su pelo detrás de la oreja, ahuyentándome. Me largo. Si. Hoy me voy, mas un día de éstos abriré todas las ventanas para disfrutar de la lluvia otoñal. Y no me importarán los lloriqueos ni las aureolas amoratadas. Un día de éstos…
.
.
(Cuadro de David Friedrich, pintor alemán, "La mujer en la ventana" . Imagen tomada de la web)

3 comentarios:

Claudia Sánchez dijo...

Me cuesta imaginarlas Fabiana. Tal vez porque uno cree que son males de estos tiempos y no, lo son desde siempre.
Beso,

hugo dijo...

Hola Fabiana:
Tarde, pero por aquí estoy.

En tu micro hay dos aspectos que me han gustado por encima de otros: la ambición y el trabajo con la focalización.

Todos tenemos una doble vida y tu protagonista la tiene...en la realidad. Para ello arriesgas coolocando el punto de vista en el más difícil todavía: en el otro yo con que cuenta la protagonista
"real". Que lo visible se vuelva invisible decía Rylke y tu protagonista lo cumple al pie de la letra.
Por otra parte, la gran protagonista del relato, la que no se menciona, es la soledad. Sólo en la tremenda soledad lo invisible puede permitirse una vida alterna.

Muy buen relato, sobre todo por ese esfuerzo de síntesis nada fácil y que lo convierte en un micrazo.

Nos seguimos leyendo,

un abrazo,
chau,
hugo

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Gracias amigos, por pasar y compartir. Abrazos.

Hugo, gracias por detenerte y brindarme ese análisis espectacular. Un abrazo.