martes, 20 de diciembre de 2011

Y OLVIDO…




No podrás encontrarme entre las sombras de las nubes que besan el mar. Ni en la silueta dócil que traza la lluvia en tu ventana. Ya no escucharás las huellas de mis caricias en el bullicio de la hojarasca otoñal. Tu beso tierno arrancó mi mano y me hizo guijarro y olvido…

No hay comentarios: