viernes, 13 de abril de 2012

PERMUTACIONES





          Mamá está preocupada. Conserva el ceño fruncido, los ojos abultados y no dice palabra. Todo comenzó ayer. “Buenos días” dijo mi papá con voz primorosa y dulce, y ella asustada dio un grito ronco y autoritario. Y como si fuera poco, encontré a Coper sobre mi cama, recitando "Me han traído una caracola ..." Desde entonces no he parado de ladrar.

No hay comentarios: