sábado, 14 de abril de 2012

SECRETO COMPARTIDO. Fragmentos del interior


                   

                   Porque confío en ustedes y aprecio el valor que tiene la discreción, les cuento ésto. Ayer descubrí un planeta lejano, donde el dinero te cambia de color. Además, se pueden armar escaleras con las apariencias y llegar alto, muy alto. Los habitantes se distinguen por la marca de sus ropas, las fachadas de sus casas, el club al que asisten y el modelo de los autos. Qué bueno que habitamos la Tierra, y que podamos compartirla. ¿No?




 
 
(Imagen: Cuadro de Susana Boettner, pintora argentina)

3 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Me encanta este relato, y estoy de acuerdo con la idea que transmite. Confundimos los valores con los abalorios, nos definimos por lo que tenemos y no por lo que somos. Desnudos, todos somos muy parecidos. Pero desnudarse... aunque sea emocionalmente hablando... da pudor. Un abrazo fuerte para tí, como siempre.

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Qué lindas tus palabras! Gracias Miguel

susana boettner dijo...

Muchas gracias Maria Fabiana, me encanta que mi obra acompañe tus cuentos! me parece muy bueno lo que escribis, saludos.